Ir al página principal
   

Revista
Autores
Números


Una vacuna contra la xenofobia
Fotografías de Charlie Mateo

 


C
reo recordar que fue el escritor Javier Reverte quien afirmaba que viajar era la mejor vacuna contra la xenofobia. Antes de llenar nuestras maletas para viajar a otras culturas es necesario vaciarlas primero de prejuicios y estereotipos, etnocentrismos, miedos e inseguridades. Hacernos permeables a lo diferente, no ver lo extraño como una amenaza. Viajar y amar: no tratar de imponer al otro nuestros ideas, aceptar la posibilidad de que, tal vez, estemos equivocados. Pero también huir de la exaltación de lo exótico, aprender a ser críticos: con la intolerancia, con la injusticia. Con la pobreza y con el fanatismo. Y, finalmente, pasar de las palabras a la acción: transformar la crítica en solidaridad.

El viaje como aventura y como desafío, pero también como necesidad. Necesidad de ir más allá de lo previsible, abrir las puertas a lo inesperado. Dejar de lado los horarios programados y las pensiones completas. Abrir nuestros estómagos y nuestros corazones. Aguzar los sentidos. Aromas de incienso y hedores de pieles secadas al sol. Tañidos de un laúd y estruendo de claxones. El cordero y la miel y… justo al final, una almendra amarga. Aprender de una vez por todas que la realidad está formada de opuestos que se necesitan para poder existir.

Marruecos. Tierra de contrastes. Seducción de la historia y modernidad arcaica. La libertad y el tabú. El lujo oriental y la desigualdad social. Porque sólo desde ese espíritu abierto, tolerante y curioso es posible acercarse a Marruecos. Porque sólo aceptando el carácter dual de la realidad, es posible comprenderlo. Porque, a pesar de todo, aún sabiendo que toda imagen fotográfica tiene su negativo, conocerlo nos permite, todavía hoy en la era de lo previsible, abrir las puertas a la emoción.

Las imágenes expuestas a continuación han sido realizadas en la localidad marroquí de Xauen (Chefchaouen), en la cordillera del Rif, y pretenden ser un pequeño homenaje a la hospitalidad y sencillez de sus habitantes.


(Clica en ellas para verlas ampliadas)

 

Charlie Mateo
El autor: Carlos Mateo Ripoll
Alicante, 31-07-71. Trabajo en la Universidad de Alicante y ocasionalmente compagino esta actividad con la realización de estudios sociológicos en el marco de la Cooperación Internacional, que hasta el momento me han permitido conocer un poquito mejor dos ciudades para mí entrañables, Tánger y Tombuctú. El resto del tiempo realizo otras actividades que, aunque no me dan de comer, me alimentan en otros sentidos: la fotografía, la música y, desde hace poco, el yoga. Actualmente estoy realizando la formación de yoga en Sadhana Valencia.
 
Ir hacia arriba
Revista
Autores
Números