Ir al página principal
   

Revista
Autores
Números


ER LIBRO DE LA VÍA




S
abemo que el verbo seíso can-ne
La frase, carisia
Y el libro, vulva de tersiopelo a lunare
Lo sabemo

Sabemo que vibrábamo en una espiral cósmica
Que llenaba tó el rato que pasábamo
Y tó el sitio que ocupábamo
Lo sabemo

Sabemo que ese lugá era un punto muy pequenio
Presiso y presioso
¡Un puntasso!
Lo sabemo

Sabemo que una serpiente brillante
S'enroscó en el arbo
Que sube der culo a la cabesa
Lo sabemo

Sabemo que esa fuerza llegó a la corona
Que hay en tó lo arto del coco
Esplotó y seiso la Lú
Lo sabemo

Sabemo que sentimo un plasé
La Mar de grande
Y seisieron los oséano
Lo sabemo

Sabemo que nos metimo una man-sana
En el córpore sano
Pa saboreá la Tierra
Lo sabemo

Sabemo que el Fuego de la creasión
Nos tenía fritito de amó
Más allá del Bien y del Mal
Lo sabemo

Sabemo que el Aire se llevará
Millone de verbo pa nombrá este suseso
(que si el Paraiso y el Big Bang,
que si el Güevo Cósmico y el Ying Yang)
Lo sabemo

Sabemo que en cada momento de verdá
Todo eso vuelve a pasá
Y que nos jugamo el Gene-sí y el Gene-nó del mundo
Lo sabemo

Y sabemo que para recordá que sabemo lo que sabemo
Pasará una jodía eternidá
En que olvidemo que sabemo lo que sabemo
ESO TAMBIÉN LO SABEMO

 

 

Necha Cortés 
Enviar correo
 
 
Ir hacia arriba
Revista
Autores
Números