Ir al página principal
   

Revista
Autores
Números


Entrevista al teólogo protestante Karl Keller
 

En junio de 2001, en uno de los cursos de Formación de profesores de Yoga, que tuvimos con Carlos Fiel en El Molino - Aracena – (Huelva), le dije que este año 01/02 iba a dedicarme a trabajar sobre la tesina del Doctorado y que tenía que salir de España y contactar con un par de Universidades extranjeras para poder optar a un doctorado europeo. También le dije que mi interés se centraba en la personalidad de Jean Klein pretendiendo encontrar a algún profesor universitario que fuera también un hombre con profundidad espiritual. Inmediatamente me nombró a Karl Keller, diciéndome que se encontraba en Suiza pero que se temía que ya hubiera dejado la enseñanza, que recordaba cómo leía algún texto espiritual en varias lenguas antiguas a la vez y que él podría sin duda ayudarme en mi búsqueda.

Pasaron algunos meses hasta que por fin consiguió el número de teléfono de Karl K. con quien me puse en contacto. Al preguntarle a Karl K. por la presencia de algún profesor que fuese un maestro a la vez y que enseñara en la Universidad, me dijo que este tipo de enseñanza no se encuentra en las Universidades pero que podía ponerme en contacto con el Prof. Anand Nayak pues era un señor que practicaba la meditación y que se encontraba en la Universidad de Friburgo, en Suiza también.

Meses más tarde, por fin Prof. Nayak me dio su visto bueno tras leer algo que yo hubiera escrito y haber respondido ampliamente a unas cuantas preguntas que me formuló. Hoy a 26 de Abril ya llevo en Suiza un par de semanas y estoy asistiendo con regularidad a clases y charlas en la Universidad de Friburgo. Voy a cumplimentar un par de meses de los tres que tengo que pasar en el extranjero.

A continuación transcribo del francés mi charla con el teólogo Karl K. Que tuvo la amabilidad de recibirme en su casa y dejarme que le grabara mi conversación con él. Fui para agradecerle que por su mediación iba a poder estudiar en la U. de Friburgo.

En primer lugar Karl K. quiso saber algo de mi vida, así que empecé por contarle aspectos que me unían a su persona.
Luis Carlos Rodríguez Leiva : Últimamente he sido profesor de inglés. Aprendí precisamente a fondo la lengua inglesa haciendo estudios de Teología en Inglaterra. Fue una etapa de tres años. De mis 20 a 23. La sociedad con la que estudiaba era Los Padres Blancos que siguen trabajando en África. Fue justamente allí donde hice mis primeros contactos con teólogos protestantes que tanto me gustaron, por ejemplo: Paul Tillich y Dietrich Bonhöffer. Me quedé profundamente sorprendido al ver que existían personas tan abiertas en el sentido de que eran hombres excepcionales en teología y en el espíritu y se casaban además. Yo me decía a mí mismo, ¿por qué los católicos no pueden casarse? (risas)


Karl Keller: ¿Pero usted no está ordenado, no?

Luis Carlos: No, solamente recibí la ordenación de subdiaconado correspondiente a la terminación de los estudios de segundo año de Teología. Después abandoné. A la mayoría de nosotros nos invitaron a que saliéramos por algún tiempo, dado que alguno que otro que era enviado a África, tras terminar los estudios en Inglaterra, no pudieron soportar el choque cultural y se volvieron. A algunos nos invitaron a que volviéramos a nuestros países de origen, que hiciéramos estudios diferentes que pudieran también ser de utilidad en los países de África.
Dominar algún oficio, que no fuera todo estudios teológicos y filosóficos. Durante esa etapa de "stand by" en la que permanecí un año más, fuera del ambiente de la sociedad Al final consideré que debía abandonar.


Karl K.: Comprendo perfectamente. Usted ha hecho todo un ministerio excelente aunque no fuera como sacerdote, pero sí como profesor.


Luis Carlos: Profesor durante 22 años.

Karl K.: Eso es.


Luis Carlos: En diferentes institutos españoles. En Andalucía la mayor parte de mi tiempo.

Karl K: Muy bien. ¿Podemos empezar con la entrevista?


Luis Carlos: Le voy a grabar unos 40 minutos. Me gustaría saber cómo fue que tomó contacto con Carlos Fiel.

Karl K: Fue gracias a Zinal ( Lugar de Suiza en el que se hace un encuentro internacional de Yoga) que nos hemos encontrado. Escuché sus discursos y sus cantos y naturalmente su música, el toca un instrumento ¿no es cierto? ¿Cuál es?


Luis Carlos: Es una flauta.

Karl K: La flauta. Eso es justamente.


Luis Carlos: Travesera.

Karl K: Y luego nos hemos encontrado en un grupo de estudios místicos, de espiritualidad aquí en Lausanne, o cerca de todas formas. Vino en dos ocasiones y hemos charlado en ambas. Así, que así ha sido como conocí a Carlos Fiel.


Luis Carlos: Cuando le dije que iba a hacer estudios de doctorado europeo, como le comenté por teléfono. Él me dijo que tenía que hacer por encontrarle.

Karl K: Lo que ocurre es que ya no tengo competencias en estos asuntos. Ya estoy fuera de la Universidad y hace tiempo que estoy jubilado. ¡Ya soy viejo! (risas)


Luis Carlos: Pero tiene un espíritu joven (más risas)

Karl K: Eso espero, pero como le digo ya no estoy dentro del marco universitario y no tengo voz en este asunto.


Luis Carlos: De todas formas, cuando yo le dije que quería encontrar a alguien espiritual en alguna Universidad, no le faltó tiempo para responderme que eso no se encuentra en la Universidad. ¿Por qué esta división entre lo espiritual y lo intelectual, es que no pueden darse juntas?

Karl K: ¿He hablado yo de que exista un corte entre ambas?


Luis Carlos: Me refiero a profesores universitarios que alberguen las dos vertientes.

Karl K: Quizás en Lausana no se encuentren. Bueno, bueno. También pueden encontrarse aquí profesores que tengan intereses espirituales, pero claro está, en la Universidad quizás el propósito sea la distancia No hay que involucrarse, no hay que comprometerse. El tema que se trate será siempre un objeto, un objeto. Incluso Dios se convierte en un objeto que se describe desde una cierta distancia. No se manifiesta uno diciendo que se tiene una relación con Dios. Yo amo a Dios. Yo soy un buscador, un místico... eso no se va a decir nunca. Dios es un objeto y como tal se le trata. Por supuesto la espiritualidad en la Universidad será también tratada como un objeto, como un arte del saber que se describe sobre la base de textos, etc. Eso es lo que yo quería decir. De todas formas eso existe. Aquí en Lausana tanto en la facultad de Teología como en la de Letras, en esta última hay un par de profesores que se interesan por este aspecto de la vida y en Friburgo tenemos por un lado el decano de la Facultad de Teología, ¿cómo se llama?


Luis Carlos: ¿Anand Nayak?

Karl K: No; Nayak no es el decano, es profesor. Pero por supuesto que Nayak se interesa a lo espiritual. Pero el decano actual se llama Delgado, Delgado...


Luis Carlos: Spanish?

Karl K: Sí, Ciertamente, español


Luis Carlos: No me diga. ¡Formidable!

Karl K: Ya se encontrará usted con él.


Luis Carlos: Delgado significa sin grasa, ¿lo sabía?

Karl K: No, buen punto. Es un especialista en San Juan de la Cruz. Tiene usted que contactar con él.


Luis Carlos: ¿En San Juan de la Cruz? Estupendo. Anand Nayak no me ha dicho nada, quizás haya hablado con él. ¿Entonces el Instituto de Misionología se encuentra dentro de la Facultad de Teología?

Karl K: Sin duda ninguna. ¿No se ha dado aún encuentro con el Profesor Nayak?


Luis Carlos: No aún no, pues ahora mismo estoy subiendo desde España.

Karl K: Claro, claro. Pero no se olvide de darse encuentro con su paisano que por cierto acaba de invitarme a dar una charla en un congreso que tendrá lugar en Julio


Luis Carlos: ¿Y el profesor Nayak, es de origen indio?

Karl K: Sí, el era jesuita indio que fue enviado a Paris y allí se salió de la orden, casándose y luego fue nombrado asistente en Friburgo, siendo ahora profesor en esta ciudad.


Luis Carlos: (risas) Es curiosa la coincidencia puesto que mi tutor en la Universidad de Huelva, Julio Gallego también era jesuita que se salió casándose un par de veces.

Karl K: Ciertamente, son varios los que han hecho lo mismo. Nayak se interesa mucho al Yoga, a todo tipo de Yogas.


Luis Carlos: Vaya, así que tenemos puntos en común. Usted ha tenido la visión inmediata para ponerme en contacto con la persona adecuada.

Karl K: De todas formas me olvidé de Delgado a quien también debería haber mencionado


Luis Carlos: Ahora, la persona sobre la que voy a realizar estudios es Jean Klein, sobre la que no se ha escrito ninguna tesis, y en primer lugar voy a tratar de poner en orden su pensamiento.

Karl K: No sé yo si Nayak lo conoce.


Luis Carlos: No, no lo conoce. Creo de todas formas que voy al lugar apropiado.
¿Sabría usted decirme la relación que existe en la Universidad de Friburgo entre el cristianismo y los estudios orientales?

Karl K: Los estudios orientales no están desarrollados específicamente en Friburgo. Existe un Departamento en Berna y Friburgo y Berna colaboran. Aquí en Lausana tenemos un Departamento de Estudios Indios. No es la espiritualidad Son las Filosofías hinduistas.


Luis Carlos: ¿Se estudia la No-dualidad?

Karl K: Por ejemplo, pero también las otras, las llamadas Darshanas, incluso los que son menos frecuentemente estudiadas y también el Hinduismo. No tanto así en Friburgo. Me supongo que habrá enseñanza de Sánscrito elemental, pero no sé con detalle.


Luis Carlos: Si se enseña sánscrito, me apuntaré pues me hace falta.

Karl K: Si no, puede contactar con Berna, por la estrecha colaboración que tienen con Friburgo.


Luis Carlos: ¿Pero qué lengua se habla en Berna, alemán? No sé mayor cosa de esta lengua.

Karl K: Pues es un problema (risas). Pero Friburgo es bilingüe, francés y alemán. Pero ¡qué lengua es la dominante? En Teología quizás el francés, pero en el resto de las Facultades es más bien el alemán.


Luis Carlos: Y ¿qué puede usted decirme del no-dualismo, Advaita?

Karl K: Escuche usted. En primer lugar, se ignora con demasiada frecuencia, y esto es importante, que lo que se llama, el aspecto advaita de la realidad fundamental, ¿no es cierto?, del origen de las cosas, de la fuente, del fundamento de las cosas, el aspecto advaita está confesado en todas las religiones, también en el Cristianismo. El Cristianismo enseña el aspecto advaita de la dimensión fundamental de Dios. Es decir, la teología negativa, apofática, ¿no es eso? No podemos decir de Dios, más que aquello que no es, para poder hablar de Dios. Y este aspecto de Dios fundamental, teología negativa, es un aspecto universal . Es ser Uno en sí mismo y entonces, esta dimensión, UNA es Advaita, justamente, sin segundo, de Dios se manifiesta bajo la forma de Trinidad y de una relación dual con la creación. Así que la manifestación del Uno no dividido es manifestado como Trinidad, Mundo y toda la Historia de la Salvación. Esto es pues esencial en el Cristianismo, como en el Judaísmo, como en el Islamismo, ¿no es cierto?, y como en el Hinduismo. Este es el primer punto que me gustaría dejar claro. El Cristianismo es, desde lo más profundo de sí mismo, una teología advaitista, sin segundo, pero añadiendo de inmediato que este, sin segundo, este aspecto negativo de Dios, del que no se puede hablar, quiere que se le conozca. Dios no se puede conocer pero quiere que se le conozca. Así pues, El se manifiesta y se hace conocer. Se da nombres y formas, formas casi personales: El Padre, El Hijo y el Espíritu Santo, y después, todas las demás. Por tanto, para mí este es el primer punto que es fundamental .
Por tanto para ser advaitista, no hay por qué ir a buscarlo a la India. En absoluto Lea usted, por ejemplo, Dionisio el Aeropagita, lea al gran teólogo ortodoxo Gregorio de Nisa y a otros también. Ahí encontrará este mismo tipo de teología. Lo mismo podemos decir del maestro Eckhart, alemán medieval, que es subyacente a la teología de San Juan de la Cruz, aunque a este último no lo he estudiado en detalle, pero me imagino que él no ignora que Dios en último término no puede ser conocido Por ejemplo: "La Noche" de San Juan de la Cruz.


Luis Carlos: La Noche Oscura.

Karl K: La Noche de los sentidos, La Noche del espíritu, etc. No es otra cosa que la negación de todo, la negación del mundo sensible, la negación del mundo inteligible, negación de todas las manifestaciones de Dios con objeto de poder encontrar a Dios en su pureza. En su ser verdadero, ¿no es cierto? Esa es la noche de San Juan de la Cruz, según lo entiendo yo.
Estas Noches son dobles, ¿sabe usted? Por un lado buscada por el místico mismo, que intenta desembarazarse, despojarse del mundo sensible y su mundo intelectual al mismo tiempo, y por otro lado, es Dios quien lo hace. Entonces aparece el dolor, cuando justamente Dios priva al místico de ambos mundos, del sensible e intelectual.


Luis Carlos: Pero, ¿podríamos decir que Dios muestra una voluntad para que el místico sufra esta experiencia, una voluntad direccional?

Karl K: Yo creo que si. Yo tengo esta impresión. En todo caso el místico es pues una víctima en el fondo de esta privación en la Noche Oscura.


Luis Carlos: Si, ¿pero es un Dios que es más bien trascendente o inmanente, al interior de nosotros mismos?

Karl K: No es una contradicción. Dios es universal.


Luis Carlos: Él está en todas partes.

Karl K: Esto es esencial, fundamental. Dios es universal e omnipresente. Una afirmación teológica tradicional del Cristianismo también, que dejamos quizás un poco de lado en la teología protestante, creo yo. En la católica, no sé, no la conozco lo suficiente. En fin, esta es la primera respuesta a su pregunta. No solamente pues en la India sino también en nuestra propia casa.
Segundo punto: Hablando de la India, en Europa tenemos demasiada tendencia por aislar un aspecto del pensamiento de Sankara, Sankaracharia, ¿no es cierto? Que es el representante más explícito del Kevala Advaita (Advaita Puro). Decimos que Sankara dice que no existe más que el Uno, Brahman innombrable, indefinible, que se encuentra por todas partes y que es la Única Realidad. Y el mundo que es una mala comprensión de este Brahman, Uno no dividido. Así es como se presenta Sankara pero olvidamos que en este Sankara existe un hiato, una ruptura , existe este aspecto de Brahman que él llama el Brahman supremo y que a su lado se encuentra un Brahman inferior, un segundo Brahman que es una, quizás, mala comprensión del verdadero Brahman, pero que éste es el que produce el Mundo. Así que en lo que a mí respecta, habría que consagrarse a realizar un nuevo estudio de Sankara ¿eh? Habría de tenerse en cuenta el conjunto del pensamiento de Sankara, no sólo de este aspecto Kevala-Advaita, no existe más que un Advaita, que no nos olvidemos que existe este Brahman inferior, creador del mundo y que lo mantiene y hacia el que el Mundo vuelve. Es ahí, precisamente donde se encuentra la gran debilidad del pensamiento de Sankara pues en último término vemos que no es un pensamiento advaita sino un pensamiento dualista a causa de este Brahman inferior. Dicho todo esto, para poder quedarse con un solo Brahman nos dirá que este Brahman inferior es el resultado de la ignorancia (avidyâ ), de la ilusión. En definitiva que el Mundo es un ilusión, pero esto no tiene sentido.
En definitiva creo que en Europa cometemos el error de aislar a Sankara del conjunto del pensamiento indio, porque en India existe un advaita que no es Sankarino sino que admite que Brahman es Dios, Ramayana por ejemplo, Dios que se despliega, que se convierte en el Universo, Dios que mantiene al Universo y Dios que acto seguido recoge al Universo en sí mismo. Este es el Advaita común en India, mucho más importante que el Advaita que nos muestra Sankara . Un Advaita teísta que nos habla de Dios. El Bhagavad-Gîtâ por ejemplo o en último caso, los Upanisad, pues Sankara ha maltratado los Upanisad Sankara ha impuesto su visión cripto-budista a los Upanisad. Si leemos los Upanisad en los textos sánscritos e intentamos comprenderlos tal como los textos se presentan vemos que Brahman es la Realidad subyacente al Universo y que se desarrolla Brahman mantiene todo. A veces también es un Dios personal: Siva o Nârâyana, Vishnu. Así pues Brahman igual a Dios. Este es el advaita verdadero del Hinduismo y eso es lo que deseo mantener ¿no es cierto?
Hay pues que renunciar a esta falsa significación de advaita y Sankara pues según mi punto de vista es un gran error con el que se encuentra occidente.


Luis Carlos: Es curioso que entre los libros que yo traigo conmigo, tengo la tesis doctoral de Consuelo Martín, "Conciencia y Realidad" (Estudios sobre la metafísica advaita con la Mândûkya Upanisad, las Kârikâ de Gaudapâda y comentarios de Sankara) una de las principales estudiosas en España de los temas orientales ¿Tendríamos pues que llevar a cabo estos estudios sin prestar atención a Sankara? ¿Leer los Upanisad por sí mismos sin relacionarlos con ningún filósofo?

Karl K: Sí, en mi opinión. Ocurre lo mismo con la Biblia. Siempre la hemos estudiado bajo la luz del dogmatismo cristiano, y en fin desde hace unos cien años aproximadamente que hemos empezado a leer la Biblia directamente haciendo abstracción del dogmatismo cristiano, y así habría que proceder con respecto a los Upanisad. Hagamos resaltar sin embargo que Sankara nos aporta con frecuencia pistas, puesto que él analiza las palabras lingüísticamente, no es cierto? Existen con frecuencia palabras difíciles en los textos sánscritos, así que los análisis lingüísticos de Sankara no son inútiles. Abre por tanto perspectivas, aunque inmediatamente aparece luego su propia interpretación que yo encuentro que no puede aceptarse y es errónea.


Luis Carlos: Muy probablemente Sankara hablara sánscrito.

Karl K: Naturalmente, pero no el sánscrito upanishádico sino un sánscrito clásico más tardío.
El sánscrito védico es muy arcaico y los Upanisad forman parte de los Vedas, es la parte más reciente, es decir el sánscrito de los Upanisad no es exactamente igual que el sánscrito del Veda, está ya modernizado y sin embargo sigue siendo muy arcaico, no es el sánscrito clásico de las Epopeyas del Mahabarhata, o Ramayana.


Luis Carlos: ¿Cómo es que siendo usted un teólogo cristiano se ha introducido en las filosofías indias tan profundamente?

Karl K: En primer lugar por interés suscitado por los estudios ya en mis tiempos de estudiante de Instituto antes de ir a la Universidad, que fue donde hice estudios de sánscrito y luego porque estuve en India como teólogo misionero siendo allí donde me he dado encuentro con los indios e hinduistas También aprendí la lengua de los tamiles. También he sido profesor universitario y he continuado con mis estudios de las religiones y de sus lenguas Según mi criterio no se debe ser profesor de religiones sin conocer sus lenguas, bien sea ésta el sánscrito o el árabe, etc. si lo que se pretende es enseñar la Historia de las Religiones. Esta es la razón por la que realicé una inmersión en estos textos y por mi contacto con gentes, pero sobre todo a través de los textos.


Luis Carlos: Cuando uno ha estudiado tan a fondo religiones diversas y se ve que la verdad está extendida por todas partes, ¿cómo hace uno para mantenerse simplemente cristiano o se transforma uno en un ser más abierto a todas las manifestaciones?

Karl K: Escuche usted. Yo le voy a decir lo que yo pienso y que es mi punto de vista personal. Mi impresión, mi experiencia es que es el Señor, El mismo quien me mantiene en su comunión. El Señor Jesucristo. Es decir que yo me considero como un amigo, como un niño de Dios que es llevado y conducido por Jesucristo, por el Señor, entonces es Él quien se ocupa de sus fieles, ¿no es así?,y todo a lo largo de mis estudios de las religiones, e incluso ahora mismo por supuesto, porque sigo en ello, me siento llevado, mantenido, vivificado e inspirado por el Señor Jesucristo Es Él quien se ocupa de mi. Este es el primer punto, muy importante y fundamental
No soy yo quien hace un esfuerzo, etc ¡No! Soy llevado y mantenido por el Señor que se hace conocer, a quien yo conozco cada vez mejor.
A continuación, entonces, llevado por el Señor Jesucristo, he podido abrirme a otras religiones. En ellas he podido descubrir la presencia casi escondida, anónima del Cristo, del Señor Jesucristo en las religiones. Para mi, está presente en todas partes. Del mismo modo que Dios es omnipresente. El Espíritu Santo actúa en el Mundo entero. El Espíritu Santo no es un prisionero de la Iglesia El Espíritu Santo se encuentra en todas partes, en el Hinduismo en el Islam, etc. El Espíritu Santo es el Cristo. La Trinidad es una unidad sin duda. Así que yo descubro al Cristo en las religiones, en el Hinduismo, en el Islam en el Sufismo, etc. Incluso en el Budismo, sin ninguna duda. Ahí tiene usted. Son dos puntos: La presencia viva, sentida por dentro de Jesucristo, así como la fuerza de Cristo que me lleva, por una parte, y luego el descubrimiento de Cristo en el resto de las religiones.


Luis Carlos: Otra pregunta, ¿Cómo es que en India la religión es mucha más viva en la mayoría de la gente mientras que aquí en occidente la mayor parte está tan alejada con excepción de algunos que nos interesamos?

Karl K: Es la consecuencia del racionalismo desde hace doscientos, trescientos años. Lo que se dice en alemán Die Aufklärung , los siglos de las luces que han provocado la extensión de las investigaciones filosóficas que son totalmente racionalistas y en las que solamente cuenta la razón. Entonces la promoción de ciencias racionalistas universitarias ha llevado consigo la crítica de lo irracional. Por ejemplo dentro de lo irracional está el dogma cristiano: la Trinidad, la Encarnación, la Resurrección, etc, con la Iglesia instituida por Cristo, todo esto ha sido considerado como irracional, como no válido. ¡No es verdad! Y esta idea de que la razón es la única que tiene razón. Que la razón humana tiene la razón en todas las cosas, que es ella la que determina la verdad. Esta idea ha hecho que el cristianismo se haya desvalorizado, totalmente desvalorizado, ¿No es cierto? Hoy día sin embargo, empieza a ser reconocido y recuperado como una gran Tradición. Esto empieza a comprenderse de nuevo. Pero para la mayoría de la gente, son las ciencias las que cuentan Y como por otra parte no se conocen las otras religiones, digamos Hinduismo o Budismo, que por otra parte son tan irracionales como el Cristianismo, porque la Verdad verdadera, está más allá de la razón humana Entonces, puesto que no se conocían estas religiones, cuando hemos empezado a conocerlas, en primer lugar el Hinduismo y luego el Budismo empezamos a ver que aquí había una enseñanza que no era dogmática y que no estaba basada sobre un dogmatismo irracional como el del Cristianismo. Una impresión falsa, ¿no es cierto? Nos hemos empezado a interesar en el Hinduismo, Budismo, en la Kábala, en el Sufismo. Yo creo que gracias al interés manifestado por estas otras religiones, volvemos a descubrir también el Cristianismo en su verdadera dimensión. El Cristianismo llegará a ser un centro de interés de nuevo y primordial entre los centros de interés, de un número considerable de personas en nuestro entorno. Vamos a descubrirlo de nuevo puesto que no lo conocemos, o por lo menos en este país, Suiza, no se sabe por ejemplo que el Cristianismo también es advaita. Eso no se sabe y eso hay que descubrirlo. Personalmente cada vez que me invitan a dar una conferencia insisto sobre este punto y pongo en evidencia este fundamento. Por otra parte tampoco conocemos la tradición mística.


Luis Carlos: ¿Cree usted que pueda darse un día en el que en las Universidades tengamos a místicos que sean enseñantes a la vez, porque por lo general las personas que son místicas, digamos un Jean Klein o un J. Krishnamurti o personas de su estilo, no hay una sola que sea profesora universitaria. ¿Por qué se alejan de estos ambientes?

Karl K: Por causa de este principio racionalista de la Universidad, ¿no es cierto?
En mi opinión, habría que tener el valor de ser místico y al mismo tiempo permanecer en la Universidad. Creo personalmente que se puede muy bien llevar a cabo una investigación científica racionalista en el dominio de la naturaleza: Física, Química, etc. Porque estas ciencias duras, como se dice, no tocan más que la superficie de las cosas. Lo sensible Cuando analizamos la estructura de las plantas, las moléculas, el ADN, los átomos, por qué no, se puede hacer todo esto de manera rigurosa y racionalista siempre y cuando seamos conscientes que todo eso no deja de ser la cara externa de las cosas. Tocamos la superficie de las cosas , lo que es palpable lo que es material pero ignoramos lo que está más al fondo
La espiritualidad es otra ciencia. Así que se podría ser místico, vivir al nivel del advaita, por ejemplo. Permitir que luzca ese nivel en la vida de uno y al mismo tiempo dedicarse a analizar la materia. Lo que me preocuparía es que se sacasen conclusiones que fueran más allá de un análisis riguroso, por ejemplo: la teoría de la evolución; la teoría del origen del mundo, que se hagan teorías que son modelos de pensamiento y que se diga: "Esto es la Verdad". Siendo así que son construcciones de la mente. Existen construcciones de la mente procedentes de científicos que nos hablan hoy día del Big Bang, teorías a las que presto atención pero que no las subscribo Para mí el Mundo ha sido creado por Dios y así lo he mantenido en público. Aparte de eso, los análisis sobre la materia, el átomo etc. Me parecen interesantes...


Luis Carlos: Dado que estamos llegando al final de la grabación de la cinta, me gustaría que usted se presentara un poquito...

Karl K: Mi biografía ¿no? Pues bien. Yo soy protestante y siempre lo he sido Me influenció mucho lo que se llama el pietismo, una relación estrecha con Jesucristo. Este ha sido el ambiente en el que he crecido religiosamente.


Luis Carlos: Pietismo, ¿está relacionado con la piedad?

Karl K: Sí, pero es una forma particular de piedad que pone el acento sobre la relación personal e íntima con el Señor Jesucristo. Seguidamente yo he hecho estudios de Teología protestante y a la vez empecé los estudios de lenguas orientales.


Luis Carlos: ¿Fue esto aquí en Lausanne?

Karl K: Fue en Zürich y Basel. A continuación fui ordenado Pastor y salí dirección a la India con mi mujer donde permanecí seis años en Kerala como profesor de Antiguo Testamento todos esos años, puesto que había hecho una Tesis de lingüística Hebraica, bueno: Semántica Hebraica. Tras ese tiempo volví a Europa, a Suiza donde fui Pastor durante cuatro años, en una parroquia protestante de la suiza alemana. Luego fui profesor de Antiguo Testamento en principio en Lausanne, posteriormente tomé la cátedra de Historia de las Religiones. En toda mi enseñanza siempre puse el acento sobre la vertiente espiritual, la mística de todas las religiones.
Personalmente este interés por la mística me fue suscitado por un Pastor, cuando yo era joven, por un Pastor que él mismo era Doctor en Islam, en Islamología que realizó una tesis sobre un Sufí, uno de los primeros sufíes. Fue este Pastor quien en mi juventud me invitó a estar atento al interés que presenta la mística tanto cristiana como no cristiana. Esta es la razón por la que a lo largo de toda mi vida he hecho hincapié en esta línea de la espiritualidad y mística. Y ahora que estoy jubilado continúo con los estudios. ¡Soy un estudiante eterno!


Luis Carlos: Un estudiante eterno. Yo creo que yo seré como usted. (risas) Bueno, pues muchas gracias. ¿Qué hora es? Voy a dejarle, me voy a marchar. Muchas gracias de esta cita que me ha concedido.

Karl K: Espero que le sirva de algo esto que le acabo de decir.


Luis Carlos: Sin duda ninguna. Por supuesto. Voy a traducir esto al español y ahora le voy a dar la dirección web en la que usted podrá acceder siempre que lo desee.

Karl K: Aún no estoy puesto al día. De todas formas mi hijo y mi nieto pueden ayudarme con eso.


Luis Carlos: Ya le diré cuando salga.

Karl K: Estupendo. Con mucho gusto.


Le invité a que me acompañara al coche para entregarle algo y me encontré con que estaba bloqueado por otro, ya que lo había dejado en el aparcamiento de los vecinos, que de alguna forma quisieron hacérmelo saber No estaban muy contentos. ¡Ah la propiedad privada y los suizos! Karl Keller se excusó por mi en tanto que extranjero desconocedor del celo exacerbado del terreno en el país de los tres lagos. Le había dejado a Karl K. una botella de champagne francés y yo me había tomado un café en su casa servido desde un termo que estuvo esperándome hasta que di con su casa gracias a la Gendermerie suiza y a una simpática cartera que tiraba de un carrito con su bicicleta. Empecé bien el día. Un par de horas más tarde conocía al Presidente de la Sociedad Suiza de Teólogos y Profesor de Historia de la Iglesia en la Facultad de Teología de Friburgo Don Mariano Delgado que me miraba con grandes ojos como diciendo, "¿de dónde ha salido este hombre?" En Léchelles (Suiza) a 29 de abril de 2002



Luis Carlos Rodríguez Leiva 
Enviar correo

En Lausanne (Suiza) el día 12 de Abril de 2002

 
Ir hacia arriba
Revista
Autores
Números