Ir al página principal
   

Revista
Autores
Números


Fuegos artificiales
 

 

La truculenta fiesta de "fuegos artificiales" que EE.UU. preparaba con tanto entusiasmo para celebrar su poder en el mundo (trasmisión en directo desde la CNN), parece, en el momento en que escribo esta editorial, que no irá adelante. Los Iraquíes tienen permiso para respirar su aire lleno de petróleo por algunos días más.


Nos preparan a marchas forzadas para que comulguemos con ruedas de molino, eso si, europeas, y ahora tenemos que aprender a hacer las cuentas del euro. ¡África ya no empieza en los Pirineos. Podremos darnos con más tranquilidad el lujo de dejar que se ahoguen de agua salada y de miseria tanto escuálido tripulante de las pateras. En el fondo del armario aún está tirado el hatillo con el que nosotros nos fuimos no hace dos días a que nos diesen el pan otros pueblos y otras tierras.


Se nos agotó el cirio de la reivindicación consumido por tanta hora de de football y reality show. Ya los romanos lo sabían: "pan y circo".


Con este panorama, nuestra revista parece llegada de otra galaxia. Y de otra galaxia hablamos. Una en la que el ser humano sabe de su fragilidad. Pep Devesa nos cuenta sobre una de sus variantes en su artículo. "El Dudonauta", ese ser que se reconoce sumergido en la duda y el miedo; anhelante de esa "verdad inviolable y definitiva" que lo salve de la incertidumbre en la que nos pone a todos saber que existimos, más sin recuerdo alguno del lugar de donde venimos ni de aquel a donde finalmente iremos.


El Dudonauta se encierra entre las paredes del espacio raquítico de su "Reglamento", y todos nos desposeemos de la intensa incógnita de la vida. Porque "resulta que no basta nacer para estar vivo". De eso nos habla Carmen Vazquez. "La vida es un regalo que nos llega caído del cielo, pero en nuestras manos está ejercitarlo"


Ejercitarlo sin "retirar el amor al sexo" ni "la dignidad a la agresividad"; encontrando el fino hilo que nos hace de puente entre el alma y el cielo. Para Món, ese puente no es otro que "el arte que eleva el espíritu, que abre de par en par el corazón … que le habla a nuestra alma y de todas formas le dice … de como descubrir el camino de vuelta a la luz"


Un camino de vuelta que se encuentra con la tríada como manifestación visible de la intangible unidad. Arjuna Peragón nos recuerda la presencia universal del esquema trinitario y que "también nosotros somos tres y simultáneamente somos uno, y esto es algo que la razón no entiende pero que el corazón bien sabe".


Como en esta galaxia nuestra le hablamos sobre todo al corazón, no puede faltar aquello que constituye su idioma. Laura M. Mirón lo hace desde un cuento que nos abre a la sorpresa y Món a través de un poema dedicado a una voz del corazón que ha decidido ir a cantarle más cerca: Nusrat Fateh Ali Khan


En este número disfrutaremos aún del privilegio de la voz de Claudio Naranjo que , en la segunda parte de la entrevista que publicamos en número anterior, nos habla de la terapia integrativa, del Eneagrama, de la Psicología transpersonal, en definitiva del desnudamiento psicológico.

 


Carmen Vázquez 
Enviar correo

 

 
Ir hacia arriba
Revista
Autores
Números