Ir al página principal
   

Revista
Autores
Números


Diafreoterapia
Comprender con el cuerpo

 

 

El método que voy a comentar, Diafroterapia, es un compendio de ejercicios de estiramiento muscular global, de prácticas de conciencia corporal, y un trabajo sobre la liberación de la respiración, sobre todo de desbloqueo del diafragma. Las tensiones emocionales se acumulan en la musculatura contrayéndola, ésta a su vez tira de los diferentes puntos del esqueleto cambiando la postura de nuestro cuerpo, provocando diferentes patologías, en la columna, en las extremidades, etc. . .

De forma natural el organismo se defiende ante las contracciones mediante la insensibilidad, tanto física como psíquica. Por eso podemos convivir con tensiones o malformaciones durante muchos años, hasta que un día éstas vuelven a dar señales de que están ahí. El cuerpo es sabio y tarde o temprano tiende hacia la salud dando la señal de alarma de lo que está mal.

Las posturas de estiramiento global trabajan la musculatura en su conjunto, relacionadamente, entendiendo al cuerpo como una unidad que funciona al unísono, y en el que cada segmento tiene su función y su relación con el resto. A través del trabajo muscular, obtenemos la posibilidad de tomar conciencia de las partes bloqueadas de nuestro cuerpo y su relación directa con los bloqueos psíquicos que puedan ser causa o consecuencia de los mismos. De esta manera vamos comprendiendo, no intelectualmente, la unidad cuerpo-mente al tiempo que conectamos con los cortes energéticos derivados de estos bloqueos. Obtenemos también la posibilidad de abrir esas puertas cerradas, de adquirir los datos a los que no tenemos acceso y comprender, por medio de la experiencia, que están dentro de nosotros y suponen la clave para seguir el proceso de evolución y conciencia corporal.

Progresivamente se va recuperando la capacidad propioceptiva conectando con nuestros límites reales en el momento actual. Por tanto aprendemos a regular la autoexigencia, a controlar la tensión sin llegar al dolor, a conocer "nuestro tiempo" personal de evolución y a reconocer las diferencias y similitudes con los demás, respetando las características de nuestra naturaleza y la del otro. Por otra parte, este método, da la oportunidad de conocernos a nivel puramente anatómico, identificar lo que es una buena postura corporal y reparar ciertas dolencias que pueden haber surgido a lo largo de nuestra vida.

El trabajo de conciencia corporal y la respiración consciente son otros dos pilares básicos de la diafreoterapia, que considera al diafragma –del cual toma su nombre– la llave de entrada a los problemas emocionales. La conciencia da sentido a las diferentes sensaciones que van surgiendo a través del trabajo, dando palabras a sentimientos guardados que encontraron expresión solamente a través del dolor físico y que una vez emergen con pleno sentido abandonan el lugar de la enfermedad y se convierten en sentimientos que pueden ser vividos y digeridos. La respiración es primordial para la vida, es el impulso del oxígeno y vitalidad para nuestro cuerpo, es la claridad de nuestra mente, es la amplitud de nuestro corazón… Este método psico-corporal viene a trabajar sobre el restablecimiento de la salud, siendo una forma de trabajo suave, sin grandes catarsis y explosiones emocionales. Es un trabajo paulatino, en el que la persona se va haciendo cargo de sí misma, va entrando en el conocimiento de su ritmo, de sus necesidades, de sus logros. Dado el efecto que tiene sobre el sistema neurovegetativo regula el ritmo de vigilia y sueño, corrige la postura y mejora el funcionamiento de los órganos ya que permite la liberación de los bloqueos energéticos.

 

 

Susana Soria 
Enviar correo
 
 
Ir hacia arriba
Revista
Autores
Números