Verano

Hierve la tierra.

La sangre golpea las sienes

y aviva el ansia.

¡Higuera,

da sombra a este hombre cegado

por la luz de los muertos!

 

Las chicharras no callan.

El sol ablanda los huesos y funde el alma.

¡Fuente,

da agua a este hombre quemado

por la sed del desierto!

 

DSCF0093 DSCF2864 IMG_0102 IMG_0186 IMG_0192

IMG_0438 IMG_0688 IMG_1322 IMG_1350 IMG_1394

IMG_1406 IMG_1449 IMG_1477 IMG_2207 IMG_2216

IMG_2394 IMG_2395 IMG_2505 IMG_2514 IMG_2665