Primavera

Mañana de abril

nada sé salvo tu luz

susurrando en mi piel reverdecida.

En los murmullos de tus bosques me olvido

y en tus noches de luna me absorbo

hasta que el tiempo es un sueño

del que me despierto alborozado.

Mañana de abril,

apenas revoloteas de nuevo y los corazones pueden

y los corazones pueden

lo que antes no osaron.

Vibra la sangre.

Vibra la vida.

Mañana de abril, nada sé

salvo lo que aprendo de ti.

 

DSCF0045 DSCF0498 DSCF2840 IMG_1076 IMG_1308 IMG_1429

IMG_1482 IMG_2320 IMG_2340 IMG_2513 IMG_2516 IMG_2779

 

PRINCIPAL