Correo
   
Satish KumarVimala ThakarJorge CarvajalKen WilberMariana CaplanDokushô VillalbaTew BunnagClaudio NaranjoDhiravamsaVicente Ferrer

Revista
Autores
Números

 

 CSF 66

 

La cuestión de Ishvara

Por Luisa Cuerda

En todo texto que viene de Oriente hay que hacer, además de una traducción idiomática, una traducción cultural. Ni siquiera la enorme universalidad que caracteriza al Yogasūtra se escapa de esta norma. No es lo mismo decir “El Señor” para una persona con un sustrato cultural monoteísta que para alguien que ha nacido y crecido bajo un panteón de dioses prácticamente ilimitado. No es lo mismo decir “devoción” para quien ha sido educado en una religión exclusiva, excluyente y altamente normativa, que para alguien que ha sido acompañado, desde su nacimiento, por toda clase de personificaciones divinas de las fuerzas de la naturaleza, por toda clase de ritos contradictorios que conviven en armonía y que ha heredado como algo cotidiano el maravillado asombro por la vida que en Occidente parece solo reservado a los místicos y a los santos.

 
ir
 

El método de liberación

Por David Rodrigo

Yoga, Sankhya, karma ´acción´, meditación, etc. son prácticas útiles para lograr Moksha, la Liberación total, pero insuficientes. Pueden conducirte a la experiencia del verdadero Ser, del Yo Real, pero de forma efímera, incompleta. Son caminar caminos correctos pero cortados. Llega el momento en el que hay que cambiar de vía para poder seguir hacia nuestro destino. Yoga – No sólo asanas ´posturas físicas´ y pranayamas o ejercicios de respiración sino incluso el control y hasta la cesación de las funciones y modificaciones de la mente o vrittis para que quien ve, la consciencia, se asiente en su propia naturaleza, Consciencia pura, el Ser, que es la definición de Yoga que hace Patañjali maharishi en Yoga Sutras I.2-3.

 
ir
 

El tiempo pasa como una flecha

Por Silvia Palau

Al Maestro Deshimaru cuando se le pregunta qué pasa después de la muerte nos dice que es un problema religioso sobre el que no hay que pensar demasiado "Los que no quieren morir siempre están preocupados por este tema. En el budismo no se hace ningún comentario sobre el más allá. Lo esencial es "aquí y ahora”. Los problemas metafísicos no se pueden resolver. No se pueden afirmar ni negar, no se puede llegar a ninguna conclusión". Parecería que estas palabras de Taisen Deshimaru entran en contradicción con el texto que encabeza este artículo, por qué ¿cómo aclarar el significado de la vida y de la muerte sin pensar demasiado?

 
ir
 
ir

Evolución

Por Julián Peragón

La pregunta que cae por su peso es si esta realidad impermanente que se mueve constantemente va a algún sitio o simplemente da vueltas y vueltas, o dejada su antojo, se aleja errática hacia la nada. Para responder a esto necesitamos afinar todavía más nuestra atención y darnos cuenta que la separación de los seres y las cosas que nuestros sentidos nos provee es ilusoria. Que la fruta está en el árbol y el árbol en el bosque es evidente. Que cada órgano de nuestro cuerpo se sintoniza y colabora para producir un equilibrio que llamamos salud también es claro. Todo parece retroalimentarse como si secretamente hubiera una visión de conjunto. Incluso detrás de la "cruel" ley de la selva parece que predomina una estrecha colaboración entre las especies.

 
ir

 

 CSF 65

 

Respiro Idilio

Por David Rodrigo

Todo bicho viviente respira, muy pocos se nutren conscientemente de prana “fuerza vital” en cada inspiración, se vacían completamente en cada espiración y vuelven a colmarse en cada inspiración… Prana viaja consciente por todos los rincones de tu cuerpo, donde habita tu mente, y limpia hasta debajo de la cama desbloqueando los canales de energía vital de tu huerta. Desecha y vuelve a colmarte penetrándote. Una y otra vez en un idilio sin tregua ni final. ¿De dónde viene mi amor? ¿Quién es? ¿Dónde vive? ¿Por qué me colma y me deja cada noche, una y otra vez, como las olas besan la playa? ¿Por qué no se queda conmigo para siempre y de una vez?

 
ir
 

¿A quién sirve el Yoga?

Por Luisa Cuerda

Porque, ¿qué es realmente el yoga? ¿A quién sirve? ¿Es una actividad psicofísica que nos hace sentirnos bien? ¿Es un conjunto de creencias que nos asocia con un determinado grupo? ¿Es la última moda entre los hipsters? ¿es la manera de parecerse a las celebrities que se fotografían en jardines exóticos posando en posturas extremas? El Yogasûtra, especialmente en los capítulos II y IV, nos da repetidamente la respuesta a nuestra Pregunta Mágica, esa que Perceval no se atrevió a hacer y que nosotros deberíamos afrontar, a despecho de dogmáticos maestros: El Yoga sirve a Purusa. Dejadme que lo explique un poco más.

 
ir
 

Cultura y emociones

Por Dr. Josep Mª Fericgla

Es algo ya sabido que las emociones constituyen un elemento esencial, a la vez paradójico y muy complejo de nuestra existencia humana. Actualmente dedican sus recursos al estudio de las emociones ramas de la ciencia tan distantes como la biología, la psicología clínica y social, las ciencias de la comunicación, la neurología, la farmacología y la bioquímica, la etología, las matemáticas y la robótica. Sin olvidar el arte y las religiones que han constituido el campo tradicional de socialización de las emociones (además de la familia). En sentido contrario, la antropología y la sociología, ciencias de la conducta que deberían tener las emociones en su punto de mira fundacional, parecen ignorarlas, incluso menospreciarlas, aunque no es ninguna idea absurda organizar las culturas según las emociones básicas dominantes en cada una, más lo mucho que deriva de ello.

 
ir
 

Tu vida es una perspectiva, no una expectativa

Por Elien
Cuando convertimos nuestra vida sólo en una expectativa nos olvidamos del espíritu brillante  de luz, de amor y bondad, de compasión, de agradecimiento que habita en nuestro interior. Cuando realizamos cualquier acto en nuestras vidas para ser bendecidos con una palabra de agradecimiento, con una sonrisa o con una mirada, estamos esperando algo a cambio. Y cuando estamos esperando algo a cambio, es porque nos olvidamos completamente del sentido de unión que existe dentro de nosotros. Mas el sentido de nuestro interior, es nuestra conciencia de nuestro Yo Superior que es nuestro mismo Yo Inferior con todos los pensamientos unificados, con toda la evidencia ante nuestros ojos y con toda la comprensión de aquello que observamos, vuelve a recordar donde estamos.
 
ir
 

¿Qué debemos hacer?

Por Luis Zorzano

¿Qué debemos hacer? He oído esa pregunta a alguien, hace muy poco, en relación con la actitud que debemos adoptar ante la actual situación del mundo, globalizado en manos de una élite de poderosos que suman a su incompetencia evidente una bajísima catadura moral y que pueden llevar a toda la Humanidad a un devenir de consecuencias irreversibles, caracterízado por la explotación de los pueblos, la pobreza creciente, la injusticia social y el desastre ecológico. Todo parece querer indicar que estamos ante un cambio de era, algo así como la caída del Imperio Romano, solo que ahora de alcance mundial.

 
ir
 
ir

Gran Mente, Gran Corazón

Por Genpo Roshi

Imagina tu ser, este preciso cuerpo-mente-espíritu, como una compañía, como General Motors, Ford o IBM. Tú eres una compañía con muchos empleados en la cual ninguno de ellos sabe cuál es el nombre de su trabajo, la descripción de su trabajo, cuál es el producto, quién es el director, ni cuál es su función. Para complicar aún más las cosas cada empleado cree que es el jefe, el que está al mando, y que todos los demás empleados están trabajando para él. Para colmo, la compañía está cambiando constantemente. Los empleados son despedidos y nuevos empleados son contratados. Y nadie parece tener ni idea de por qué.

 
ir
 

Alimentación y emociones a la hora de comer

Por Gabor Simt

Todos los días al levantarnos se abre un abanico de posibilidades de que alimentos ingerir, esta elección voluntaria sería lo que llamamos el acto de alimentarnos.Este acto que lo repetimos entre 3 y 5 veces al día  se verá influenciado por el entorno, no sólo a nivel físico, sino también a nivel emocional. No es lo mismo comer relajado el fin de semana que comer en 45 minutos porque hay que volver a trabajar, o la compañía o soledad a la hora de comer, el tipo de alimentos que cocinamos, cómo los cocinamos... Las emociones que nos influyen son comunes a todos los mamíferos, residen en nuestras estructuras límbicas dentro de nuestro cerebro, y es diferente de nuestra parte racional.

 
ir
 

Meditación para niños

Por Julián Peragón

Afortunadamente la mayoría de los niños suben al tiovivo del barrio pero no tienen todavía un tiovivo en su cabeza, están, por así decir, más conectados con su vitalidad, con sus pulsiones, en definitiva con su ser. Pero también es cierto que poco a poco vamos presionando al niño a través de la educación y a través de la cultura de masas a que rinda por encima de sus posibilidades, a que se adapte a nuestras expectativas y que se amolde a una sociedad que busca la productividad y un ocio compensatorio pero que genera frustración e insatisfacción. Vemos, cada vez más, niños hiperactivos, niños malhumorados, niños que van muy cansados del colegio a la actividad extraescolar, y de ésta a casa.

 
ir
 

Las sectas Shivaítas

Por Enrique Gallud Jardiel

Los cultos sectarios son numerosos en la tradición hindú y suelen dividirse en cinco ramas (adoradores de Shiva, de Pârvatî, de Ganesha, de Vishnu y de Sûrya). Estas variedades tienen sus propias tradiciones, ritos, textos dogmáticos, maestros y lugares sagrados. Pero ha de hacerse énfasis en el hecho de que no son en absoluto excluyentes. La predilección de un devoto hindú por una de las formas de su dios es un hecho de importancia meramente estética: se adora a un dios o a un aspecto de éste por considerarse más atractivo, no por desdeñar el simbolismo de las otras deidades. El hindú no olvida nunca la noción de que todos los dioses son, en definitiva, el mismo.

 

 
ir
 
ir

Yoga Sutra de Patañjali. Sâdhana Pâda. Sutras 2.17 a 2.19

Por Montserrat Serra

A lo largo de este segundo capítulo Patañjali nos ha presentado el kriya-yoga con sus tres elementos: purificación, conocimiento de uno mismo y abandono de los frutos de los actos y nos ha dicho que su práctica nos conduciría a alcanzar un mayor grado de claridad y nos reduciría las aflicciones o klesha. Como buen pedagogo nos ha enumerado las aflicciones y explicado en que consiste cada una de ellas: ignorancia, egoísmo, apego, rechazo y miedo, y nos ha dicho que las podemos tener a lo largo de nuestra vida, en distintos grados pero que nunca desaparecen. Nos ha hablado también de la relación que existe entre nuestras acciones y las aflicciones y finalizamos el último artículo con las palabras de Patañjali sobre el sufrimiento.

 
ir

 

 CSF 64

 

La práctica de la meditación en la sociedad postmoderna

Por Fernando Rodríguez Bornaetxea

Infocop , la revista del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos, se presentaba en su número de Junio-Julio, con un monográfico sobre Psicología de la Meditación. Con el título La psique de vuelta a casa se vincula la práctica de la Meditación a las terapias de tercera generación. Es la primera vez que desde las instituciones responsables de la práctica profesional de la Psicología aparece un reconocimiento público de la meditación como herramienta terapéutica. No obstante, la Psicología Científica viene estudiando sistemáticamente esta técnica milenaria desde hace más de 40 años.

 
ir
 
ir

Citta Prasâda

Por Luisa Cuerda

Mucho antes de que se presenten, en el segundo capítulo del Yogasûtra, los ocho miembros del yoga como un sistema integral para alcanzar la libertad y acabar con el sufrimiento, Patañjali nos indica en el sûtra I.33 un camino deslumbrante hacia la Gracia. Se ha dicho que el I.33 es la primera referencia de yama que se hace en el Yogasûtra. Porque, en el marco de cómo prevenir y disminuir los obstáculos del camino, se nos sugiere, antes incluso que otras prácticas más asociadas convencionalmente al yoga como son el prânâyâma y la meditación, un simple cambio de actitud hacia el mundo que nos rodea.

 
ir
 

El Campo. Entrevista a Lynne McTaggart

Entrevista por Francesc Prims 

A mediados de los 80 desarrollé una enfermedad que ningún doctor convencional o terapeuta alternativo parecía ser capaz de diagnosticar. Muchos sistemas de mi organismo parecían estar mal. Después de consultar todo tipo de sanadores, desde médicos ortodoxos hasta los terapeutas más alternativos, me di cuenta de que si quería curarme tendría que hacerme cargo del proceso yo misma. Investigué lo que creía que padecía y entonces busqué a la persona adecuada para sanarme. Acabé en la consulta del principal pionero del Reino Unido en medicina nutricional. Mi curación, que requirió alrededor de un año, fue una experiencia embriagadora, ya que este doctor me trató como a un compañero en el proceso.

 
ir
 
ir

La brújula del Yoga

Por Julián Peragón

La aguja de la brújula se mueve todo el tiempo, de hecho se mueve tanto como nos movemos nosotros porque para poder señalar el norte necesita ser flexible y adaptarse a nuestra posición, estemos en el fondo del valle o en la cima de la montaña. La metáfora del caminante es muy válida para explicar el objetivo del Yoga, somos caminantes espirituales y necesitamos contar con algún tipo de brújula para no perdernos en el camino. Nosotros utilizamos como brújula los libros sagrados, especialmente los Yogasûtra de Patanjali, la sabiduría destilada de los sabios de todas las épocas y también, muy importante, nuestra intuición profunda cultivada con la propia práctica. Aún así el camino no es fácil y hay tantas encrucijadas que no es nada extraordinario perderse en algún recodo del camino.

 
ir
 

Los Sikhs, pueblo religioso y guerrero

Por Susana Ávila

Los sikhs, como pueblo, proceden etnográficamente de una fracción de los jat mezclado con shûdras, cuarta casta de la India. Sin embargo, como religión, cualquiera puede ser sikh. Incluso su fundador, Guru Nanak, ni era shûdra ni pertenecía al pueblo de los jat. Guru Nanak fue un personaje clave, en cierto sentido, en la historia de la India y, sobre todo, en la del Punjab. Nació en Lahore en 1469 y como pertenecía a una casta superior (era kshatriya), su infancia se desarrolló desahogada y llena de bienestar. Y hasta llegó a casarse en buena posición. Pero en un momento crucial para su vida, como antes le ocurriera a Buddha, hizo la renuncia total para dedicarse a enseñar sus principios a los hombres. Murió en 1538 después de haber nombrado como sucesor a Angard.

 
ir
 

El Yoga es una ciencia espiritual IV

Por Andrei Ram Om

Si el yoga es la unión con la Conciencia Suprema, ¿cómo se logra eso? Como ya hemos visto, por un proceso, como dicen los Yoga Sutras, de aquietamiento de la mente, para dejar de identificarnos con sus fluctuaciones y reflejos, entrar en la esencia del espíritu y desde allí ser parte de la Conciencia Suprema. Esa es la cúspide de la montaña del yoga. A esa montaña se la escala por varios flancos y cada flanco tiene un camino: El Hatha-Raja Yoga. El Hatha comprende la práctica integrada de Asana, Pranayama y Prathyahara, mientras el Raja se refiere a la integración del Dharana, Dhyana y Samadhi. Sin yama y niyama no se puede alcanzar el yoga, así que como camino hacia la autorrealización es mejor referirse, y sobre todo dedicarse, al Hatha-Raja Yoga, los ocho pasos completos del yoga, como uno solo.

 

 
ir
 

Yoga Sutra de Patañjali. Sâdhana Pâda. Sutras 2.12 a 2.16

Por Montserrat Serra

Una vez Patañjali ha enumerado y explicado los klesha -las aflicciones-, nos ha dicho que debemos hacer cuando están activos y cuando se encuentran en un estado sutil y nos ha propuesto un método -el kriya-yoga- para reducirlos y acercarnos al samâdhi, en los siguientes aforismos nos va a hablar de la relación que existe entre las acciones que realizamos y los klesha. Si tenemos en cuenta que siempre actuamos y somos conscientes que la no-acción es también un cierto tipo de acción, veremos la importancia que pueden tener estos aforismos en nuestras vidas. klesha-mûlah karma-âshayo drishta-adrishta-janma-vedanîyah Las impresiones o huellas que dejan las acciones realizadas cuando los klesha están arraigados pueden o no ser visible. Ello ayuda a conocer y comprender.

 
ir
 
ir

La actitud semilla en la práctica del Yoga

Por Julián Peragón

El Ser está aquí y allí, se manifiesta en lo grosero y en lo sutil, deja su impronta en lo corporal y su resonancia en lo mental. No hay ninguna duda sobre la interrelación entre cuerpo y mente, ninguna sombra sobre la aplicación en un medio para que redunde en otro. En el método del Yoga, la postura abre la respiración y los canales energéticos para que la mente repose en la contemplación infinita de nuestra esencia. Âsana, prânâyâma y dhyana forman un entrelazado indisoluble, tres vértices de un mismo triángulo, tres coordenadas de un mismo proceso. Cuando meditamos, la firmeza de la postura nos remite a una de estas coordenadas, la respiración lenta y profunda en el vientre a otra y la misma técnica meditativa, por fin, cierra el círculo.

 
ir
 

Obra y misión que cada uno realiza en el mundo

Por Elien
Cada uno de los seres humanos, obramos conforme a nuestra mente o conforme a nuestro espíritu. Realizando así pues cada uno un oficio, el cual puede gustarnos mucho o poco, quizás un oficio que nos parezca placentero o no. Quizás un oficio que no nos parezca perfecto, sin embargo cada obra que realicemos debe salir desde nuestro corazón, debe realizarse con la convicción de que estás haciendo algo bueno para dejar en este mundo. Cada vez que realices tu oficio, tu obra, siente la alegría que produce el crear. Deja que el impulso creador de todo el universo fluya en ti, para dar la completa expresión al instinto que impulsa el hacer las cosas bien.
 
ir
 
ir

El cuento de los príncipes y las princesas

Por Jaume Xicola
Aquí empieza el cuento real de princesas y príncipes, el de fuera de libros y películas, el que muchos han tenido que sufrir y siguen sufriendo, a veces en el silencio de relaciones ya carentes de amor, que se mantienen por ese ideal que fue implantado en sus cabezas, mediante la limpia cirugía de la repetición. Otras veces se sufre a gritos, con intercambio de palabras duras, que hieren corazones cada vez más frágiles, y otras incluso a golpes. Cuando se inicia una relación amorosa, todo encaja. Una gran unión hace su aparición, el uno no sabe vivir sin el otro, las promesar de eternidad, fidelidad y entrega total, saltan alegremente de labio a labio, de mirada a mirada, de corazón a corazón.
 
ir

 

 CSF 63

 

El encuentro con la Muerte en las sociedades occidentales

Por Dr. Josep Mª Fericgla

La antropología se dedica justamente a estudiar estas realidades en que vivimos, construidas simbólicamente. Dentro de estas realidades culturales -las únicas cognoscibles para los humanos- los ritos de paso son los hitos que nos indican dónde estamos, quiénes somos, y qué obligaciones y derechos tenemos para con el mundo que nos envuelve. Y aún dentro de los ritos de paso, los dos de mayor importancia son la bienvenida a los que acaben de nacer y la despedida al morir. El inicio y el final. Estos ritos (por ejemplo, para los cristianos el bautismo y la misa de difuntos) están alejados del hecho físico del nacimiento y del óbito de la persona: la consciencia a través de la cultura trata de imponer sus leyes a la biología, y la única forma de comprendernos como seres humanos es aceptando que la cultura y la biología se afectan mutuamente.

 
ir
 

El silencio como antesala de la conciencia despierta

Por Denkô Mesa

La historia del budismo es bien hermosa: se cuenta que una tarde Siddhartha Gautama impartía una enseñanza frente a sus discípulos en lo alto de un famoso lugar en India, el Pico de los Buitres, que está ubicado cerca de la población de Rajgir (antigua Rajagriha) Este terreno sirvió como escenario para muchas de sus prédicas que se recogerán en grandes textos como el Sutra del Corazón. Narra la leyenda que el Budha detuvo la enseñanza, cogió una flor entre sus dedos y se mantuvo en silencio. Los discípulos esperaban un sermón repleto de grandes contenidos, pero esa tarde, ese momento, no hubo más mensaje que una simple flor entre las manos del maestro. ¿Qué querría decir aquello?

 
ir
 
ir

No adores el templo del Yoga

Por Gregor Maehle

Recientemente leí en una publicidad de Byron Bay esta frase: 'Adora el templo del cuerpo'. La oración resume con claridad la manera en la que la cultura del yoga moderno está buscando en el lugar equivocado. El cuerpo no es un templo; el templo el lugar que resguarda lo sagrado. Lo dice el Señor Krishna en el Bhagavad Gita: 'Yo soy el habitante en el cuerpo'. El cuerpo se mira, por lo tanto, como la residencia de Dios, no como un templo en sí mismo. No es el cuerpo el que tiene que ser adorado, sino el Ser verdadero, la consciencia que habita dentro de él. Mucho del yoga moderno -- spa, belleza y modelaje de la figura incluidos -- confunde el cuerpo con lo Divino, lo que contrasta con la expresión de Ramana Maharishi: 'Buscar la felicidad y aun creer que eres el cuerpo es como tratar de cruzar un río sobre la espalda de un cocodrilo'.

 
ir
 

Del qué y el cómo en la enseñanza del yoga para niños

Por Tere Puig

Lo que lleva a un individuo, niño o adulto, a disfrutar de un estado de calma es sentir que sus necesidades están cubiertas. La práctica del yoga en familia favorece, por encima de todo, la recuperación del lenguaje corporal a través del cual cada individuo expresa sus necesidades más profundas que al ser escuchadas corporalmente por los demás se cubren de forma espontánea, efectiva y libre de esfuerzo. Cuando hablamos de yoga en familia, nos referimos a la práctica de yoga conjunta entre niños y adultos, independientemente de si el vínculo entre ellos es de tipo familiar o no. Por tanto, lo que aquí expongo es válido también para la escuela, o cualquier otra estructura destinada al acompañamiento del desarrollo del niño.

 
ir
 
ir

Proyecto Homujella

Por Raquel Torrent

Si alguien le preguntara ¿Sabe quién es Vd?, es probable que conteste con su nombre y apellidos. Pero usted no es un nombre. Cada ser humano conforma su propia identidad a partir de lo que aprende y crea. Así, nos identificamos con el nombre, con nuestra físiognomía, con el país y la cultura en la que hemos nacido, con el status socio-económico, con el nivel de estudios, con nuestros gustos y preferencias, etc. Cuanto más nos identificamos con todas estas cosas, más nos identifican los demás con ellas y así nos pueden definir. Por encima de todas estas características hay una que, externamente, diferencia claramente a los seres humanos y esa es el sexo.Identidad de géneroEncontrar la propia identidad sexual es un camino lleno de sorpresas, esfuerzos, felicidad y a veces frustración.

 
ir
 

El chamanismo en la India aborigen

Por Susana Ávila

La imagen del chamán, tal y como lo define el Diccionario de la Real Academia Española —como un hechicero al que se le supone dotado de poderes sobrenaturales para sanar a los enfermos, adivinar el porvenir, invocar a los espíritus, etc.— no existe en el hinduismo porque muestra serias contradicciones con sus principios básicos. Sin embargo, entre las tribus aborígenes que habitaron en la India sí es posible encontrar rastros chamánicos y procedimientos o rituales que sí que presentan rasgos comunes con las prácticas de los chamanes. El hinduismo basa su filosofía en la evolución del hombre en consecución del fin último que es la liberación de la rueda de la vida, el estado de moksha, en el que se funde con el Absoluto. El camino que sigue es el del karma, las buenas acciones, que le van a permitir su evolución tras innumerables reencarnaciones.

 
ir
 
ir

Para qué la enfermedad

Por Luisa Cuerda

Si, de una manera algo ingenua, dividiéramos el planeta en dos mitades culturales, Oriente y Occidente, y entendiéramos que, más allá de coordenadas, Occidente está formado por Estados que buscan el progreso y Oriente está compuesto de personas radicalmente unidas al concepto de vivir el presente, podríamos dilucidar la diferencia esencial entre ambas visiones atendiendo a dos tipos de preguntas: Por qué y para qué. Es propio del pensamiento científico la relación causa-efecto, de la misma forma que es propio de la mística encontrar el significado profundo que yace en todas las cosas. En los Estados que han hecho del progreso su meta, se busca de manera infatigable el porqué de todo lo que sucede; las personas que buscan el sentido de la vida intentan dilucidar el oculto propósito que anida en la sucesión de eventos que forman la experiencia humana.

 
ir
 

La salud silenciosa

Por Julián Peragón

Cuando aceleramos el paso y la respiración se amplia ante la mayor demanda de oxígeno, cuando nos flexionamos para coger algo del suelo y la musculatura cede silenciosamente, cuando, por poner otro ejemplo, nos tumbamos en la cama y conciliamos el sueño reparador fácilmente sentimos que hay una cierta armonía en nuestra vida. Sentimos que el cuerpo responde adecuadamente. Esto es salud. Mientras que la enfermedad es aparatosa y quejumbrosa, la salud es bien discreta, es ligera, fresca, silenciosa. Es una pena que a menudo no nos acordemos de nuestro cuerpo hasta que no empieza a somatizar sus tensiones, y así sabemos de nuestra lumbares o cervicales porque empiezan a doler. Nos damos cuenta del valor de la salud cuando la perdemos. La salud está en la base de toda la vida, podemos tener grandes posesiones y poderes pero si nos falta la salud, en realidad, no tenemos nada

 
ir
 
ir

Yoga Sutra de Patañjali. Sâdhana Pâda. Sutras 2.6 a 2.11

Por Montserrat Serra

Asmita es como si la energía del observador y la energía del instrumento de observación fueran de la misma naturaleza. Según la filosofía del yoga toda persona humana está constituida, en su vertiente más sutil, por una entidad llamada purusha, cit o drastu –traducido algunas veces por ‘observador’, otras por ‘testigo’, o a veces por ‘conciencia’– y otra entidad llamada citta o darshana –la mente o el instrumento de percepción– que forma parte de la prakritti. Estas dos entidades son de naturaleza distinta: el observador es inmutable, no cambia y, por tanto, no está sometido a la influencia de los gunas, las cualidades constitutivas de la materia.

 
ir
 

El Yoga es una ciencia espiritual III

Por Andrei Ram Om

El sistema de la ciencia espiritual del Yoga tiene ocho pasos –ocho miembros— que integran la metodología para alcanzar la liberación. Esto se llama Ashtanga yoga. Los dos primeros, yama y niyama, son los principios base, la raíz sin la cual no puede subsistir el árbol del yoga, aunque practiquemos el asana o cualquiera de los otros pasos a la perfección. Son, además, los que nos permiten aplicar el yoga a la vida real, directamente. Seguir estos principios en el campo de la acción, la palabra y el pensamiento es la manera más elevada de Ser-Yoga, y la más efectiva para recibir los beneficios de este buen vivir.

 

 
ir

 

 CSF 62

 

Una visión del viejo y nuevo mundo

Por Jaume Xicola

El viejo y el nuevo mundo conviven en esta época, al igual que el padre y el hijo lo hacen durante algún tiempo, siendo lo natural, que el hijo releve al padre y se convierta en su cuidador. En el viejo mundo las miradas se cruzan, a veces y las personas duermen en un antiguo sueño de victorias y derrotas. La inercia y la rutina forman parte de un presente virtual, ilusorio e irreal. Pasos mecánicos son dados a medio camino entre un suelo antaño fértil... ahora gastado y cubierto bajo un espeso y rígido asfalto. A medio camino también, de un cielo alejado de las esperanzas y utopías que nos mueven, anhelado y al mismo tiempo temido por ser infinito, por desconocido, por ser inabarcable por los sentidos ordinarios.

 
ir
 

Canta y sé feliz

Por Carme Nalini

Cuando pensaba en escribir este artículo, ha surgido en mi cabeza esta melodía de mi paisano Peret. Él pertenece a una etnia que no ha olvidado que el cante nos llega al alma. Cantar nos hace tan dichosos, que esas sensaciones que tenemos de placer y de estar en el momento presente sólo pueden venir del Espíritu. El arte y lo divino están tan unidos que no se entiende uno sin el otro, y lo divino y la felicidad también: sat-chit-ANANDA. Por todo eso, el efecto de los mantras es tan directo, tan eficaz que cuando lo experimentamos en primera persona no podemos dejar de maravillarnos.

 
ir
 
ir

El Yoga es una ciencia espiritual II

Por Andrei Ram Om

Cuando indagamos sobre los orígenes del yoga, la mayoría de escritos académicos contemporáneos ubican los comienzos de esta ciencia ancestral en una época de 3 mil a 5 mil años de antigüedad, con orígenes geográficos en las tierras altas de la India y el Tíbet. Pero en realidad sus inicios se extienden más allá de los límites espacio-temporales a los que la Historia puede acceder, porque el yoga surge de la conciencia misma: la Conciencia Suprema, que es eterna y multidimensional. Cuando abordamos esta ciencia desde la perspectiva de la conciencia directa, es la intuición profunda, desarrollada principalmente por la meditación, lo que se revela es bastante diferente de aquella que presentan los libros académicos.

 
ir
 
ir

Yoga Sutra de Patañjali. Sâdhana Pâda. Sutras 2.3 a 2.5

Por Montserrat Serra

En los aforismo siguientes Patañjali nos introducirá plenamente en la noción de klesha (‘aflicción’). Esta palabra es muy importante para los practicantes de yoga ya que uno de los objetivos de la práctica es precisamente llegar a su máxima reducción; recordemos que en el aforismo precedente se había dicho que los klesha se podían reducir pero no se habla de eliminar. Ellos forman parte de la propia naturaleza humana. Su reducción también es importante porque, como veremos más adelante, son la causa última de nuestro sufrimiento.

 
ir
 

El árbol del Yoga

Por Luisa Cuerda

Dice Desikachar en su libro El corazón del yoga que una de las maneras de entender este es verlo como el proceso que te lleva de un determinado lugar, en el que estás, a otro más deseable, al que quieres llegar. El mantra con el que inicio tanto mi práctica, como las clases, me lo recuerda: «asatoma sad gamaya, tamasoma jyotir gamaya, mrtiorma amrtam gamaya»: ‘Llévanos de la mentira a la verdad, llévanos de la oscuridad a la luz, llévanos de la muerte a la vida’. Así pues, el yoga es, entre otras cosas, un camino: con su punto de partida y su meta deseada, con las provisiones que hay que llevar para iniciarlo, las aflicciones que se pondrán de manifiesto a medida que caminamos y el mapa que hemos de seguir para reducirlas hasta que ya no nos molesten, con los obstáculos que nos saldrán al paso y que habrá que sortear o vencer.

 
ir
 

El culto a la tierra

Por Enrique Gallud Jardiel

Cada uno de los tres dioses principales —Brahmâ, Vishnu y Shiva— está complementado y acompañado por otro femenino, la shakti («fuerza»). Es la energía activa de un dios, que le permite crear o mantener el universo y conceder gracias a los devotos. Se la considera, simbólicamente como la esposa del dios en cuestión, por lo que se aplica indistintamente a cualquiera de las diosas consortes. Sarasvatî es la diosa de la sabiduría, las artes, la elocuencia, de la armonía, del lenguaje y de la ciencia. Es consorte de Brahmâ y madre de los Râga, genios musicales que presidían los sonidos. Su cabalgadura es Hamsa, un cisne. Aparece como una mujer joven y atractiva, siempre llevando un manuscrito de hojas de palma, símbolo de la protección que proporciona el saber, y una flor de loto. Se la presenta en brazos de su esposo, o sola, con una lira, muy cerca de unos libros.

 

 
ir
 

Tan ricos, tan pobres

Por Dokushô Villalba

En ningún momento de la historia humana, los países llamados desarrollados hemos contado con tantos medios técnicos como ahora. En los últimos cien años nuestras capacidades tecnológicas y nuestro poder de transformar nuestras condiciones de vida han crecido más que en los últimos diez mil años. Sin embargo, hemos amanecido en un siglo carente de ideales nobles y de proyectos auténticamente humanos. Con los conocimientos y los medios que actualmente contamos como especie podríamos erradicar en seis meses la pobreza y la miseria de todo el planeta. Pero no lo hacemos. ¿Por qué? Porque aunque seamos gigantes en tecnología, seguimos siendo unos enanos en desarrollo ético y espiritual.

 
ir
 

Las dificultades del alumno en Yoga

Por Julián Peragón

Nosotros los profesores y profesoras de Yoga tenemos una función de enseñar el Yoga a nuestros alumnos y de acompañarlos en su proceso de aprendizaje. Aunque el proceso es único en cada persona hay algunos obstáculos que son comunes en la gran mayoría. La técnica que enseñamos es un vehículo de algo mayor, podríamos decir que ponemos en juego nuestra salud, nuestra capacidad de comprensión y también nuestra serenidad interior. Después de tantos años de dar clases puedo asegurar que el proceso de aprendizaje es delicado y pasa por muchas fases. Conocer someramente algunos de los obstáculos por los que pasan nuestros alumnos nos permitirá anticipar una posible frustración y facilitar medios para salir del laberinto.

 
ir
 

Las trampas del ego

Por Denkô Mesa

Si deseamos una paz externa y una mejor concordancia en nuestras relaciones, debemos trabajar por ellas a partir del trabajo interno del autodescubrimiento. Vivimos la vida, nos vivimos a nosotros mismos, a raíz del análisis ofrecido por nuestras propias percepciones. Generamos hábitos automáticos a partir de las impresiones las cuales a su vez se adecuan a nuestras expectativas o deseos. Es posible que una persona parezca que está actuando inteligente y conscientemente, pero también puede que esté funcionando de forma mecánica y robotizada. Ya dijo Gurdjieff: “Casi todas las miserias humanas son el resultado de una vida automática y mecánica.”

 

 
ir
 

Amarme

Por Alicia Schmoller

Independientemente de nuestro género sexual, todos poseemos un aspecto femenino y un aspecto masculino internos y la relación entre éstos – la pareja interior – tiende a reproducirse en nuestros vínculos. Solemos relacionarnos con los aspectos exteriores de la vida a través de su correspondencia con nuestros patrones internos. Así, cuando nos atrae otra persona, la misma está espejando aspectos tanto conscientes como inconscientes de nuestro propio ser. Habitualmente esperamos que el otro/a nos proporcione aquello de lo que carecemos, o creemos carecer. Muchos de los conflictos que atravesamos en la vida tienen una trastienda de baja autoestima.

 
ir

 

 CSF 61

 

Tengo un propósito

Por Denkô Mesa

Les propongo como reflexión un nuevo tema, simple, despejado y directo, clarificar cuál es nuestro verdadero proyecto de vida. Si bien ocupa un lugar preferente en la historia de la tradición budista, tiene cabida y extensión en otros muchos espacios que trabajan por el crecimiento integral del ser humano. Ante un planteamiento como éste, la pregunta que se presenta con fuerza es la siguiente: ¿sabemos realmente lo que necesitamos en todo momento? Apunto algunas más: ¿somos capaces de prestar atención y dejar a un lado aquello que no nos alimenta?

 

 
ir
 

Yoga Sutra de Patañjali. Sâdhana Pâda. Sutras 2.1 a 2.2

Por Montserrat Serra

Para tratar de hacer los aforismos más vivos y cercanos a nuestras vidas, para invitaros a que puedan ser compañeros de ruta si así lo deseáis, en esta serie de artículos voy a tratar de exponer lo que dice el aforismo textualmente pero también voy a tratar de plantear cuestiones que nos puedan iluminar y hacer pensar sobre situaciones de nuestras vidas. Si tenemos en cuenta la tradición que dice que Patañjali dedicó cada capítulo de los Yoga Sutra a un discípulo distinto, nos encontramos con que dedicó el segundo capítulo a Baddhânjali. Este discípulo se encontraba encadenado y dominado por los klesha (aflicciones) y rogaba al Señor con humildad para que lo alejara del sufrimiento.

 
ir
 
ir

El Yoga es una ciencia espiritual I

Por Andrei Ram Om

En estos tiempos, en términos generales, el yoga se reduce popularmente a la práctica de ejercicios físicos, tal vez porque en la cultura occidental es más sencillo vincularse primero con lo externo y visible. Y en el yoga lo más visible son las posturas; en sánscrito, asana. Pero las posturas son solo un aspecto ínfimo dentro de la profundidad de la ciencia del yoga. Imaginemos la costa de Cataluña en relación con el océano, con todos los océanos del planeta; pensemos en lo pequeña que puede ser en comparación. Algo así es la proporción entre el asana y la inmensidad del yoga.

 
ir
 
ir

Los tres niveles de pautas en Yoga

Por Julián Peragón

Cuando realizamos nuestra propia práctica o cuando estamos en una clase, sea ésta individual o grupal, los profesores nos dan pautas para ejecutar correctamente las posturas y los ejercicios de respiración o concentración. A menudo el profesor inexperto puede estar dando excesivas pautas o, tal vez, escasas para la comprensión del ejercicio. Es cierto que las pautas se tienen que adaptar al nivel del estudiante, y deberían ser progresivas. Por tanto es lógico pensar que primero tendríamos que ir por la pautas posturales que nos aseguran la estabilidad de la postura y poco a poco introducir otras más sutiles de vivencia o de la propia mística del Yoga.

 
ir
 
ir

Otros Maestros...

Por Koldo Aldai
El Cielo juega con nuestras falsas creencias y dogmas adquiridos por el tiempo y su inercia. Seguramente se divierte desmitificando lo que hemos ido endiosando a lo largo de los años. A veces el Maestro no luce ninguna barba blanca, ni habla con solemnidad, ni viste con majestuosidad… A veces los Iniciados no moran en las faldas de ningún Himalaya, sino más cerca de lo que nunca llegáramos a pensar. El Instructor, el Guía se manifiesta a menudo tras la faz más insospechada, más cotidiana… Ahora sé que no hay necesidad de seguir esos pasos santos en el otro extremo del mundo.
 
ir
 
ir

Vivekananda, embajador del hinduismo en Occidente

Por Enrique Gallud Jardiel

Narendranâtha Datta, quien más tarde tomaría como nombre de religión el de «Vivekânanda» [la felicidad en el discernimiento], nació en la ciudad de Calcuta, en el seno de una familia de clase alta, en el año 1863. Fue uno de los principales teóricos del nacionalismo indio y una de las más celebradas figuras del decimonónico Renacimiento Hindú. El joven recibió una esmerada educación británica y sobre él ejercieron su influjo pensadores como John Stuart Mill o Herbert Spencer, lo que le llevó a convertirse en una especie de agnóstico. Pero esta etapa no duró mucho y pronto su interés se centró en las tradiciones de pensamiento de su país.

 

 
ir
 

Arte y armonía

Por Teresa Mas

Había una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta. Muchos artistas lo intentaron, el rey observó y admiró todas las pinturas, pero solamente hubo dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas. La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre estas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos quienes miraron esta pintura pensaron que esta reflejaba la paz perfecta. La segunda pintura también tenía montañas, pero estas eran escabrosas y descubiertas.

 
ir
 

La voz del silencio

Por Dokushô Villalba

Hablamos demasiado, demasiado alto y demasiadas veces para no decir nada. Como la tv, nuestra maestra. En nuestros pueblos y ciudades la cacofonía aumenta imparablemente año tras año. El número de coches, motos, camiones, autobuses, furgonetas, televisores, videos, radiocasetes, cd portátiles, etc aumenta frenéticamente. Hemos declarado la guerra al silencio. El silencio se nos antoja subdesarrollado. Algo propio de las sierras, desiertos, pampas o sabanas adonde aún no ha llegado el paraíso tecnológico de la modernidad.

 

 
ir
 
ir

Multiplicidad interior

Por Alicia Schmoller

En todo ser humano existen varias sub-personalidades o yoes. Solemos creer que somos seres congruentes e integrados, con una identidad única. Sin embargo, al igual que el cuerpo físico, que está formado por diferentes órganos y sistemas, la característica esencial de la psique es la multiplicidad. Además de la familia externa, compuesta por nuestros padres, hermanos y demás parientes, tenemos una familia interna, una comunidad interior multifacética. Nuestros distintos yoes son relativamente independientes y autónomos. Cada uno tiene sus propias necesidades, impulsos, deseos y opiniones, llegando incluso a diferenciarse en sus gestos y posturas corporales. Algunos forman parte de nuestra identidad consciente, y por lo tanto, los reconocemos con facilidad.

 
ir
 
ir

Salir de la ansiedad

Por Josep Muñoz Costas

¿Cómo podemos detectar si tenemos o no ansiedad? Podríamos describir una larga lista de factores que nos ayudaría a detectar si somos candidatos potenciales: mal ambiente en el trabajo o en casa, problemas personales, obligaciones familiares, exceso de actividades, compromisos, horarios,... Pero la ansiedad va íntimamente ligada al carácter particular de cada persona y al modo en que afronta la vida. Cuando uno se toma las cosas demasiado en serio, si es muy autoexigente y responsable en todo lo que hace, si da demasiadas vueltas a los problemas, si no se permite un tiempo diario para relajarse y desconectar, si hace días que no se ríe de si mismo, es el candidato perfecto.

 
ir




 

ARTÍCULOS DESTACADOS

 
• Entrevista a Vicente Ferrer
Por Julián Peragón
 
• El papel de las religiones en el mundo globalizado
Por Dhiravamsa
 
• Entrevista a Dokushô Villalba
Por Carmen Cruz
 
• Intocables
Por Carlos Mateo
 
• Entrevista a Masaru Emoto
Por Julián Peragón
 
• Entrevista a Claudio Naranjo
Por Laura M. Ramón B. y Julián P.
 
• ¿Está la pareja en crisis?
Por Joan Garriga
 
• La religión como cinta transportadora
Por Magda Catalá
 
• La fusión emocional es curativa
Por Laura Gutman
 
• Entrevista a Danilo Hernández
Por Arantza Corrales
 
• Las raíces del racismo
Por Julián Peragón
 
• La meditación y la mente
Por Fernando Rodríguez
 
• El espacio del corazón
Por Vicente Merlo
 
• Amigos. Pensamientos en el camino
Por Bert Hellinger
 
• El mensaje del Bhagavad Gita
Por Ivan Oliveros (Sesha)
 
• En el centro del laberinto
Por Julián Peragón
 
• El nacimiento del alma y la iniciación
Por Mario Satz
 
• Espiritualidad Integral
Por Alejandro Villar
 
• Las respiraciones catárticas
Por D.Josep Mª Fericgla